¿Por qué son tan importantes los osos polares?

Osos Polares

By Alan D. Wilson / CC BY-SA 3.0 / via Wikimedia Commons

Osos Polares

Desde que el hielo del Ártico ha sufrido una notable disminución, los osos polares se han convertido ante los ojos de muchos en un símbolo del cambio climático, el cual a su vez amenaza con su existencia.

Durante su evolución, los osos polares se han adaptado lo suficiente como para sobrevivir en el hielo y en el frio congelante de la zona del Ártico. Cazan focas, y otras presas en invierno y primavera para almacenar la grasa necesaria que les permite sobrevivir durante el verano, cuando la caza es mala.

Por si no lo sabías, los osos polares son los mamíferos terrestres más grandes de la zona ártica. Su territorio abarca lugares como Canadá, Alaska, Groenlandia, Noruega y Rusia y por ahora no se sabe con precisión su población pero se estima que supera los 25 mil. En Canadá es donde se encuentra la mayor parte de ellos, ya que se calcula que un 60% de osos polares viven en esa región.

Las plataformas polares y el buen estado del hielo en la zona ártica son indispensables para el oso polar a la hora de buscar alimento, reproducirse y hacer madrigueras para hibernar. Esto se debe a que la mayoría de las focas, las cuales son su principal fuente de energía, viven anilladas en ellas. Sin embargo, la dieta del oso polar no sólo está basada en focas, sino que también pueden llegar a cazar ballenas blancas y morsas.

Osos Polares

By Arturo de Frias Marques (Own work) / CC BY-SA 4.0 / via Wikimedia Commons

Para los osos polares las plataformas de hielo son indispensables para obtener su alimento, reproducirse y establecer sus madrigueras. En ellas, cazan a las focas anilladas y barbadas que constituyen los principales elementos de su dieta, aunque también pueden alimentarse de ballenas blancas y morsas. Sin embargo, conforme las temperaturas del Ártico han aumentado en las últimas décadas, las plataformas de hielo se han adelgazado y disminuido su extensión.

Con la pérdida del hielo a los osos se les dificulta cazar su alimento, por lo que no acumulan suficientes reservas de grasa para el invierno, sufren de desnutrición y, más grave aún, no pueden alimentar adecuadamente a sus crías, todo lo cual se traduce en una mayor mortalidad.

Sobre este punto no queremos minimizar la importancia de la extinción de esta especie, pero es necesario preguntarnos ¿Cuál es la importancia del análisis de qué sucederá en la biodiversidad, en el ecosistema y en la cadena alimenticia de los osos polares?

Estos animales constituyen un ecosistema bordeal del hielo polar y una cadena alimenticia. Si esta especie se extingue, las consecuencias serán alarmantes para la biodiversidad del Ártico.

Puesto que ningún organismo puede vivir fuera de su ambiente o sin relacionarse con otras especies, los ecosistemas son la unidad funcional de la vida sostenible en nuestro planeta.

Todo ecosistema tiene su funcionamiento, y el del Ártico no es la excepción, donde contiene una estructura biótica basada en las relaciones de alimentación, donde encontramos productores, consumidores y descomponedores, y factores ambientales abióticos relacionados con los agentes físicos y químicos.

Dentro de la estructura biótica, se encuentra los ciclos de los nutrientes donde los productores y los subproductores son la comida y los nutrientes del otro.

Osos Polares

By Steve Amstrup (United States Fish and Wildlife Service, USFWS) / Dominio Público / via Wikimedia Commons

Especies en peligro de extinción

Los osos polares se encuentran entre las especies en peligro de extinción más mágicas en nuestro planeta y, al igual que los tigres de Asia, se convirtieron en una imagen de las diversas consecuencias del calentamiento global y de la industrialización, pero también tras ellos se esconde un importante desequilibrio ambiental.

En el Océano Ártico existen unas cuatrocientas especies de animales en la zona, como mencionamos anteriormente, todos los animales que componen un ecosistema dependen de todos. Estaríamos frente a un desequilibrio natural de 400 especies.

Debemos recordar que el oso polar se encuentra en la parte más alta de la cadena alimentaria de la zona donde vive, por lo que no tiene ningún enemigo natural, los únicos depredadores somos nosotros.

A manera de conclusión, podemos decir que los efectos del cambio climático sobre la vida del Ártico se pueden observar a distintos niveles, los organismos a nivel individual (oso polar), en las interacciones con otras especies, en la biodiversidad, en la amplitud de su distribución geográfica y en la de los propios ecosistemas.

Ernesto Gómez

Ernesto Gómez

Colaborador en icronox
Mi nombre es Ernesto Gómez, del estado Zulia Venezuela. Soy profesor de inglés independiente, y ahora dedicado totalmente a la escritura de artículos y la traducción así como al blogging y marketing.
Página web: ernestoluisgo.blogspot.com
Página Facebook: Redacciones y Traducciones ELGA
Ernesto Gómez

¿Qué opinas sobre esto?